El Arte de amar puede, y debería, ser aprendido. Desde las habilidades sociales y de comunicación para poder entablar una relación, las vulgarmente llamadas “técnicas de ligue” hasta técnicas amatorias específicas para superar dificultades o mejorar la vida sexual sin pareja, con la propia pareja o con la posibilidad de contar con una pareja sustitutiva. Este entrenamiento es ofrecido como parte de la terapia sexual o como grupos de crecimiento personal y sexual.

servicios raul padilla